En muchos países el marisco es y siempre ha sido el protagonista de incontables mesas y momentos especiales; sin embargo, pocas personas (sin contar a los profesionales de la gastronomía) conocen bien cada especie o saben diferenciarlos.

Por ejemplo, si pusieran en una balanza a una nécora y a un cangrejo, ¿sabrías reconocerlos y diferenciarlos?

Lo mismo ocurre al momento de preparar recetas, ya que muchas veces, por desconocimiento, adquirimos productos equivocados por error. Si es tu caso, no te preocupes; en el siguiente post te mostraremos un poco de qué es el marisco y los tipos de mariscos conocidos hasta ahora.

Por cierto, ¿sabías que, hasta ahora, solo se conoce el 9% de especies marinas en todo el mundo y que el resto sigue siendo un misterio por resolver?

Qué es el marisco y tipos de marisco

En el aspecto gastronómico, los mariscos resuenan en multitud de cocinas por su riqueza y variedad de sabores; aunque la mayoría son los llamados invertebrados, hay mucha más variedad de especies que se les puede atribuir el nombre “marisco”.

En este sentido, podemos encontrar bogavantes, almejas, percebes, gambas, sepias, etc. Asimismo, pueden diferenciarse por sus tentáculos, su concha, por sus espinas, etc.

Uno de los tipos de marisco gallego estrella

Todas las especies tienen un sabor característico y especial que resalta en cada plato; sin embargo, para que esto sea así, se deben respetar las vedas de cada una. Ahora te mostraremos cómo se clasifican los tipos de marisco según su temporada de pesca:

Invierno. En esta época del año es común encontrar en las pescaderías variedad de almejas, centollos, nécoras, bueyes de mar, gambas o santiaguiños. Por eso es tan común ver las mesas navideñas repletas de deliciosas gambas.

Primavera. Los mariscos que normalmente suelen estar disponibles para está temporada del año son las cigalas, las ostras y las almejas. Aunque en España las ostras no abundan tanto, las pocas que existen también gozan de gran calidad porque de ello se encargan los pescaderos profesionales.

Cabe destacar que el marisco gallego es uno de los más reconocidos a nivel internacional, y las ostras entran en este paquete. También hay países, como Francia, donde su cultivo es más común.

Verano. En esta época del año hay mayor variedad de especies debido al aumento de temperatura del agua, lo que sugiere mejor calidad de vida, frescura y sabor. En este sentido, en verano se pueden encontrar mejillones, almejas, bogavantes, percebes, navajas y langostas.

Otoño. En esta época del año podemos encontrar zamburiñas, gambas, berberechos y vieiras. Las especies que son pescadas en esta fecha han madurado durante el verano, por eso es el momento ideal para consumirlas frescas.

¿Cómo reconocer un marisco?

Ahora lo importante, es común confundirnos si no sabemos con exactitud qué es el marisco y los tipos de marisco, y para descubrirlo hay que empezar por reconocer que tienen más aspectos en común, además de su origen marino.

Solo con el aspecto es muy fácil confundirlos, ya que algunos incluso tienen parentesco en cuanto a sus fenotipos; no obstante, siempre existe la posibilidad de diferenciarlos, por ejemplo, por su concha, su cáscara, su sabor, etc.

Incluso existen mariscos con tentáculos y espinas, de los que ya te contaremos más adelante.

  • Para reconocer los crustáceos debes saber que estos tienen cáscaras y patas; ocho por lo general, además de sus tenazas, sus antenas y su abdomen segmentado.
  • Por otro lado, si son moluscos,  suelen tener concha, como es el caso de las almejas y las ostras. Estas se diferencian por su tamaño.  
  • Finalmente, si es de forma extraña y poco reconocible, es equinodermo. Los erizos de mar son un ejemplo de esta especie de mariscos.

Ahora bien, ¿qué hay de los pulpos, calamares y similares?

Al igual que las sepias y los calamares, los pulpos son mariscos, específicamente, moluscos cefalópodos. En el caso de los pulpos, estos tienen ocho patas; los calamares y las sepias son decápodos.

Ahora ya sabes que, aunque suelen confundirse con que solo tienen conchas y cáscaras, los mariscos son de las especies marinas más variadas respecto a tamaños, texturas, colores y sabores.

La exquisitez de comer marisco

En España, dependiendo de la época del año, se pueden encontrar diferentes especies marinas, tanto de mariscos como de pescados. Los más comunes y mayormente consumidos son las gambas, almejas, bogavantes, mejillones, centollos y nécoras.

Cada una de estas especies tiene un sabor característico que, a la hora de colocar en un plato, sin importar la temporada del año, tienen un increíble sabor a mar que causa gusto al paladar. Un ejemplo de ello son los mariscos gallegos, uno de los mejores y mundialmente reconocidos.

Ahora que ya sabes qué es el marisco y los tipos de marisco, puedes comenzar a comprar tus preferidos para colocarlo en todo tipo de platos. Si no sabes por donde empezar, te damos algunos ejemplos:

  • Ceviche
  • Mariscada Gallega
  • Paella
  • Sopa de mariscos
  • Fideuá
  • Zarzuela
  • Salpicón.

¿Por donde quieres comenzar?