Se estima que la receta de Zarzuela de Mariscos lleva existiendo en la gastronomía española alrededor de los años 30, extendiéndose en los años 60 por la Costa Brava, Una cazuela, un buen sofrito y un festival de pescado y marisco son los ingredientes básicos de la zarzuela.

Esta receta de Zarzuela de Mariscos es uno de los platos más laboriosos que tenemos en nuestra gastronomía, y que hace honor al dicho ese de que lo bueno se hace esperar, ya que después del trabajo de elaboración, el trabajo siempre valdrá la pena. 

Como ya hemos dicho al inicio de este articulo, la Zarzuela de Mariscos es un guiso muy típico de la cocina Catalana, de Castellón y Baleares. Este plato se considera plato único y es perfecto para la típica comida familiar del sábado o incluso en alguna mesa de Navidad.

Al ser un plato tradicional seguramente haya una receta de hace años que sea la “mejor”, pero os traemos está que seguro hará que os chupeis los dedos y dejés el planto limpio después de rebañarlo con el pan. 

INGREDIENTES PARA ZARZUELA DE MARISCOS

  • 450 gramos de merluza
  • 450 gramos de rape
  • Aprox. 500 gramos de calamar
  • 500 gramos de almejas
  • 600 gramos de mejillones
  • 500 gramos de gambas o gambones
  • 2 litros (aprox) de fumet de pescado
  • 1 cebolla
  • pimiento verde, pimiento rojo
  • 1 tomate
  • Sal
  • Azafrán
  • Harina para rebozar
  • 10-12 almendras tostadas
  • Laurel
  • Perejil fresco

Preparación paso a paso de la receta de Zarzuela de Mariscos

1.- Comenzamos haciendo un buen sofrito en una cacerola de barro. Pochamos a fuego lento la cebolla y los pimientos. Una vez pochados agregamos el tomate pelado y sin pepitas. Dejamos cocinar unos 20 minutos a fuego lento.

2.- Por otra parte vamos abriendo los mejillones. En una cacerola los ponemos limpios con un vasito de agua, sal y una hoja de laurel. Tapamos y en 4 o 5 minutos se habrán abierto todos. Retiramos y reservamos. El agua de los mejillones no la tiréis porque da mucho gusto al guiso y se la vamos a incorporar.

3.- Rebozamos en harina las rodajas de merluza y los medallones de rape y los pasamos por una sartén con abundante aceite. Solo que se doren un poquito y las retiramos, así terminaremos de hacerlas en el guiso. Retiramos a un papel absorbente y reservamos.

4.- Volvemos a la cazuela de barro y agregamos los calamares cortados en anillas o trozos, siempre limpios.

5.- Ahora es momento de cubrir con el caldo de pescado y el agua de cocer los mejillones, si no nos llega podemos combinar entre caldo de pescado y agua. Incorporamos el pescado, los gambones, los mejillones, las almejas, el laurel, el azafrán y las almendras trituradas. Probamos el caldo y rectificamos de sal, cuidado porque todo lleva sal y a lo mejor no hace ni falta, eso a gusto de cada uno.

6.- Dejamos cocinar unos 15 minutos a fuego lento y listo. Antes de servir podemos picar perejil fresco para que le de un toque de frescor.

Origen de la Zarzuela de Mariscos

La historia de la “Sarsuela” nace en las altas clases sociales de la Barcelona burguesa de principios del siglo XX. Durante el modernismo de los años 30, la zarzuela consiguió popularidad por sus lujosos ingredientes y aspecto llamativo, viajando desde la Barceloneta hasta la Costa Brava, atrayendo a los comensales más exquisitos. De ahí que también sea conocido como “ópera”, con la peculiaridad de que se le añade una langosta, elevando el plato al nivel de una “ópera prima”.

Podemos decir que su origen se encuentra en el modesto “suquet” de pescado o de marisco, plato tradicionalmente de pescadores y que se acompaña con patatas cocidas, ingrediente fundamental que lo diferencia de la zarzuela de mariscos. Otra característica importante es que la zarzuela tiene una salsa más concentrada que el suquet debido a la cantidad de líquido que se usa en su elaboración.

La cocina catalana ha dado muchas aportaciones a la gastronomía europea pero son sus platos de cucharas los que merecen una mención especial. Ningún país mediterráneo tiene un repertorio tan exquisito de ollas y cazuelas como el que tiene la gastronomía catalana en la que se usan todos los productos disponibles del mar, que al ser mezclados con productos de la tierra se crea una cocina con identidad propia como lo es la cocina “de mar y montanya”. La influencia de las cazuelas catalanas se deja ver en los platos fusión que encontramos en Latinoamérica y en los territorios italianos antiguamente ocupados por el Reino de Aragón.

Sabemos que viene el calor, pero… ¿Preparamos una Zarzuela de Mariscos?