Las zamburiñas a la plancha no son tan veneradas como quisiéramos. En efecto, casi todas las preparaciones que pueden hacerse con zamburiñas son una auténtica delicia, aunque no se consumen tanto como otros mariscos.

La zamburiña es muy parecida a otros moluscos bivalvos como la vieira, pero mucho más económica y con un sabor más suave. Se consiguen congeladas o frescas y en un kilogramo podemos encontrar entre 30 y 40 unidades.

Además de ser deliciosas, esta receta de zamburiñas a la plancha es de lo más fácil y rápido que se puede hacer en una cocina. Los ingredientes son simples y puedes encontrarlos en cualquier hogar.

Ingredientes para cocinar Zamburiñas a la plancha

  • Zamburiñas
  • 2 dientes de ajo
  • un puñado de perejil
  • una pizca de sal gruesa
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • ½ limón

Opcional:

  • vino blanco
  • 1 guindilla
  • pimienta negra

Como hemos dicho, esta receta de zamburiñas a la plancha es muy simple. La preparación estará lista en unos pocos minutos desde que prendamos el fuego, por lo cual es mejor tener todo listo antes de comenzar.

En este sentido, lo más importante es preparar un buen aliño que acompañará a nuestros mariscos en la plancha. Para esto cortamos el ajo y el perejil y agregamos la sal, el aceite de oliva y el jugo de nuestro limón.

Lo ideal es usar un mortero para integrar bien todos los sabores, pero si no tienes uno también puedes usar una procesadora de alimentos, aunque no lo tritures demasiado ya que no buscamos la consistencia de una pasta sino más bien que queden trozos grandes.

Aquí es cuando también puedes innovar añadiendo algún ingrediente que tengas en tu cocina como vino blanco, guindillas, hierbas y especias de todo tipo.

Del mismo modo, esta receta puede volverse tan minimalista como lo deseéis, ya que los únicos elementos estrictamente necesarios son las zamburiñas y el aceite de oliva. Nuestro aderezo es el complemento ideal para las zamburiñas a la plancha, pero puede ser reemplazado con una salsa bilbaína o cualquier tipo de vinagreta.

Procedimiento y tiempos de cocción

Las zamburiñas, por lo general, pueden utilizarse como se compran, siempre que las tengamos descongeladas. Sin embargo, hay quienes prefieren retirarlas de sus conchas y limpiarlas con agua para retirar posibles impurezas.

De todos modos, si eliges hacer esto, recomendamos volver a montarlas en sus valvas para la cocción, para que no queden muy cocidas y sobre todo para lograr una mejor presentación visual.

Cuando tengamos la plancha bien caliente, colocamos las zamburiñas con la concha hacia abajo. es decir con la carne hacia arriba. A continuación vertemos nuestro aderezo sobre cada marisco y dejaremos que se cocine unos dos minutos.

Para terminar, damos vuelta las zamburiñas a la plancha de modo que la carne quede en contacto directo con el calor y las dejamos así por medio minuto. El aceite de la salsa hará que se doren y se unan todos los sabores en una increíble fusión.

También se puede hacer al revés, primero sellando por el lado de la carne, aunque encontramos mejor nuestra versión ya que quedan más jugosas.

En esta receta es importante no pasarse con los tiempos porque podrían quedar muy secas nuestras zamburiñas. Para evitar pasarnos, podemos apagar el fuego al momento de voltearlas y dejar que se terminen de cocinar con el calor remanente.

Como veis, las zamburiñas a la plancha son muy fáciles de preparar, pero si por algún motivo no tuvieras a mano una plancha, también se pueden hacer en el horno.

Para esto debes colocar los mariscos con la carne hacia arriba en una fuente para horno, pintar con el mismo aliño que describimos anteriormente y cocinar a 200 grados durante unos 10 minutos. También puedes agregar un poco de pan rallado por encima para que se gratine y le aporte al plato una textura más exótica.

Zamburiñas a la plancha para chuparse los dedos.

Otras recetas con zamburiña gallega

Un marisco tan exquisito como este naturalmente ofrece muchas más posibilidades a un cocinero que las zamburiñas a la plancha. Además de poder integrarse en arroces, salsas o mariscadas y al horno, hay una receta que se destaca por sobre el resto: la empanada de zamburiñas.

Este otro plato también es muy sencillo: rehogamos 3 cebollas y un pimiento rojo a fuego muy bajo por unos 15 o 20 minutos. Luego añadimos unas cucharadas de pimentón dulce y las zamburiñas un minuto antes de apagar el fuego y dejamos enfriar.

Colocamos sobre una fuente de horno una masa de empanada, rellenamos sin cubrir los bordes y tapamos con la otra masa, sellando con un repulgue hacia arriba que no permita que se escape nuestro relleno.

A continuación, pintamos por encima con un huevo batido y pinchamos la empanada varias veces con un tenedor para dejar salir el vapor de la cocción y que no se infle la masa. Llevamos al horno precalentado a temperatura media durante 40 minutos y tendremos listo este plato que es un manjar digno de reyes.

Consideraciones y consejos para cocinar zamburiñas a la plancha

Tanto en la empanada como en las zamburiñas a la plancha, este marisco puede ser reemplazado por casi cualquier otro de la familia de los bivalvos. En especial por vieiras, que son muy similares, pero también se pueden usar navajas.

Tened en cuenta que las porciones dependerán del tamaño de cada marisco, aunque los tiempos de cocción serán similares en todos los casos.