Platos de cuchara con pescado y marisco para combatir el frío. 

Cuando nos apetece un plato de cuchara en estos días de frío lo primero en lo que pensamos es en platos de legumbres, verduras, cremas, sopas o platos de arroz caldoso. Sin embargo, llegando febrero y con el mes, la temporada de pescado y marisco, hacen que podamos disfrutar de los mejores productos que el mar nos ofrece en estas fechas. 

Hablando de platos de cuchara con legumbres, podemos hablar de los platos que nos ofrece Cantabria como los garbanzos con mejillones, con chipirones, con langostinos o porque no, con todos ellos juntos. Sin olvidar las fabes con almejas, con langosta o bogavante, lentejas con pulpo o judiones con berberechos

Con estos platos de cuchara, en Cantabria se ha comprobado que la legumbre y el marisco, juntos funcionan a la perfección.  

Guisos para los días de lluvia y frío

Uno de los productos que mas usamos en los guisos en estos días de frío y lluvia, es la patata. Con ella podemos cocinar unas deliciosas marmitas de gambones, con gambas, con cigalas, con pulpo, con mejillones, con almejas, o hasta con bogavante… Y claro está, añadirle a todo tipo de calderetas o zarzuelas. 

O guisos donde combinadas con el rape, bacalao o merluza, el resultado es delicioso. 

Pescados y Mariscos

Sopa de pescado y marisco plato estrella de invierno

El rey de los platos de cuchara en estos meses fríos, es la sopa de pescado. Con almejas, langostinos, chipirones, rape… Con arroz o con fideos, poca gente puede decirle que no.

Los pescados y mariscos combinan muy bien con verduras. Un plato bien sabroso es el que mezcla espinacas con gambas, o los que combinan erizos con puerros, cardos o lombarda con mejillones o almejas, alcachofas con zamburiñas

Sin duda que los pescados y mariscos, pueden sustituir a las carnes en estos guisos tradicionales cocinados a fuego lento.

Y por si no te decidieras entre toda la sugerencia, te dejamos una receta de una riquísima crema de marisco. 

Receta de Crema de Marisco. 

Ingredientes: 

800 g. de langostinos frescos o congelados

150 ml de aceite de oliva virgen extra

1 hoja de laurel (opcional)

4 cebollas rojas

2 puerros grandes

4 zanahorias grandes

250 ml de brandy o coñac

2 litros de agua (para el fumet) o un buen caldo de pescado (tendrá más sabor)

1 cucharadita de pimentón dulce

4 dientes de ajo

Un manojo de perejil fresco

Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

4 rebanadas de pan tostado (o duro)

Para esta receta de crema de marisco podéis elegir langostinos, gambas o gambones, la elaboración del plato sirve igual para cualquiera de estos tres mariscos.  

Si os decidís por langostinos congelados, recordad que debéis dejar que se descongelen desde el día anterior.  

El primer paso es la preparación del marisco;

Pelamos, quitamos cabezas y  cáscaras, reservándolo todo, ya que nos servirá para hacer nuestra crema. 

Una vez pelados los langostinos les quitamos el intestino, que es ese hilito negro que se ve en su interior. 

Los reservamos para hacer a la plancha al final de la preparación de la crema de marisco.

Pescado y Marisco para combatir el frío

Segundo paso, preparación del caldo o fumet;

Ponemos los restos de los langostinos, las cáscaras y la cabeza que hemos quitado al limpiarlos, en una sartén con 2 cucharadas de aceite caliente de oliva virgen extra, hasta que cambien de color. 

Vertemos el brandy y le prendemos fuego, removemos todo hasta que se apague la llama y reservamos. 

En una cazuela con un dedo de aceite, añadimos las cebollas previamente cortadas en juliana, doramos a fuego lento aproximadamente por 5 minutos. 

Mientras, lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias, los puerros y los ajos. Despues de tener todo picado, añadimos agua hasta la mitad de la cazuela. Y añadimos los restos de langostinos, la cebolla, las zanahorias, puerros y ajo. Le ponemos una pizca de sal y pimienta recién molida al gusto. 

Dejaremos cocer por media hora, y una vez que todos los sabores estén integrados, trituraremos todo con la batidora. 

Colamos con un colador fino, para retirar posibles restos del caldo, tiene que quedar limpio, sin restos de cáscaras.  Con esto conseguiremos un caldo de color más rojizo y sobre todo sustancioso. 

Una vez listo el fumet, reservamos. 

Preparación de la crema de marisco

Cortamos el pan en rodajas finas y las echamos a la cazuela con un poquito de aceite. 

Removemos a fuego medio hasta que se dore, una vez dorado, añadimos pimentón de la Vera y removemos para unir los sabores. 

Hecho esto, añadimos el fumet y dejamos cocer hasta que el pan quede blandito, unos 10-12 minutos aproximadamente a fuego medio. Para que no se peque a la cazuela, hay que remover de vez en cuando. 

Probamos de sal y si fuese necesario, salpimentamos. Después de esto, solo queda  triturar hasta conseguir una textura cremosa. 

La pasamos de manera opcional por un colador o chino y una vez conseguida la textura deseada por cada gusto, tendremos lista la crema de marisco, y solo tendremos que servirla bien caliente.

Preparación de los langostinos y emplatado

En el proceso final de la crema preparamos los langostinos a la plancha. 

Con la sartén bien caliente, cocinamos sólo un minuto y medio, sin pasar en exceso, y hasta que pongan rosados.

Una vez servida la crema, acompañamos con los langostinos. Espolvoreamos un poco de perejil fresco finamente picado y a olvidarnos del frío con esta crema de marisco. 

Platos de cuchara con pescado y marisco

Platos de cuchara con pescado y marisco para combatir el frío. 

Cuando nos apetece un plato de cuchara en estos días de frío lo primero en lo que pensamos es en platos de legumbres, verduras, cremas, sopas o platos de arroz caldoso. Sin embargo, llegando febrero y con el mes, la temporada de muchos pescados y mariscos, hacen que podamos disfrutar de los mejores productos que el mar nos ofrece en estas fechas. 

Hablando de platos de cuchara con legumbres, podemos hablar de los platos que nos ofrece Cantabria como los garbanzos con mejillones, con chipirones, con langostinos o porque no, con todos ellos juntos. Sin olvidar las fabes con almejas, con langosta o bogavante, lentejas con pulpo o judiones con berberechos

Con estos platos de cuchara, en Cantabria se ha comprobado que la legumbre y el marisco, juntos funcionan a la perfección.  

Guisos para los días de lluvia y frío

Uno de los productos que mas usamos en los guisos en estos días de frío y lluvia, es la patata. Con ella podemos cocinar unas deliciosas marmitas de gambones, con gambas, con cigalas, con pulpo, con mejillones, con almejas, o hasta con bogavante… Y claro está, añadirle a todo tipo de calderetas o zarzuelas. 

O guisos donde combinadas con el rape, bacalao o merluza, el resultado es delicioso. 

Sopa de pescado y marisco plato estrella de invierno

El rey de los platos de cuchara en estos meses fríos, es la sopa de pescado. Con almejas, langostinos, chipirones, rape… Con arroz o con fideos, poca gente puede decirle que no.

Los pescados y mariscos combinan muy bien con verduras. Un plato bien sabroso es el que mezcla espinacas con gambas, o los que combinan erizos con puerros, cardos o lombarda con mejillones o almejas, alcachofas con zamburiñas

Sin duda que los pescados y mariscos, pueden sustituir a las carnes en estos guisos tradicionales cocinados a fuego lento.

Y por si no te decidieras entre toda la sugerencia, te dejamos una receta de una riquísima crema de marisco. 

Sopa de pescado y marisco

Receta de crema de marisco. 

Ingredientes: 

800 g. de langostinos frescos o congelados

150 ml de aceite de oliva virgen extra

1 hoja de laurel (opcional)

4 cebollas rojas

2 puerros grandes

4 zanahorias grandes

250 ml de brandy o coñac

2 litros de agua (para el fumet) o un buen caldo de pescado (tendrá más sabor)

1 cucharadita de pimentón dulce

4 dientes de ajo

Un manojo de perejil fresco

Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

4 rebanadas de pan tostado (o duro)

Para esta receta de crema de marisco podéis elegir langostinos, gambas o gambones, la elaboración del plato sirve igual para cualquiera de estos tres mariscos.  

Si os decidís por langostinos congelados, recordad que debéis dejar que se descongelen desde el día anterior. 

El primer paso es la preparación del marisco;

Pelamos, quitamos cabezas y  cáscaras, reservándolo todo, ya que nos servirá para hacer nuestra crema. 

Una vez pelados los langostinos les quitamos el intestino, que es ese hilito negro que se ve en su interior. 

Los reservamos para hacer a la plancha al final de la preparación de la crema de Pescado y Marisco.

Segundo paso, preparación del caldo o fumet;

Ponemos los restos de los langostinos, las cáscaras y la cabeza que hemos quitado al limpiarlos, en una sartén con 2 cucharadas de aceite caliente de oliva virgen extra, hasta que cambien de color. 

Vertemos el brandy y le prendemos fuego, removemos todo hasta que se apague la llama y reservamos. 

En una cazuela con un dedo de aceite, añadimos las cebollas previamente cortadas en juliana, doramos a fuego lento aproximadamente por 5 minutos. 

Mientras, lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias, los puerros y los ajos. Despues de tener todo picado, añadimos agua hasta la mitad de la cazuela. Y añadimos los restos de langostinos, la cebolla, las zanahorias, puerros y ajo. Le ponemos una pizca de sal y pimienta recién molida al gusto. 

Dejaremos cocer por media hora, y una vez que todos los sabores estén integrados, trituraremos todo con la batidora. 

Colamos con un colador fino, para retirar posibles restos del caldo, tiene que quedar limpio, sin restos de cáscaras.  Con esto conseguiremos un caldo de color más rojizo y sobre todo sustancioso. 

Una vez listo el fumet, reservamos. 

Preparación de la crema de marisco

Otro de los platos de Pescado y Marisco es la Crema de Marisco. Para su preparación cortamos el pan en rodajas finas y las echamos a la cazuela con un poquito de aceite. 

Removemos a fuego medio hasta que se dore, una vez dorado, añadimos pimentón de la Vera y removemos para unir los sabores. 

Hecho esto, añadimos el fumet y dejamos cocer hasta que el pan quede blandito, unos 10-12 minutos aproximadamente a fuego medio. Para que no se peque a la cazuela, hay que remover de vez en cuando. 

Probamos de sal y si fuese necesario, salpimentamos. Después de esto, solo queda  triturar hasta conseguir una textura cremosa. 

La pasamos de manera opcional por un colador o chino y una vez conseguida la textura deseada por cada gusto, tendremos lista la crema de marisco, y solo tendremos que servirla bien caliente.

Preparación de los langostinos y emplatado

En el proceso final de la crema preparamos los langostinos a la plancha. 

Con la sartén bien caliente, cocinamos sólo un minuto y medio, sin pasar en exceso, y hasta que pongan rosados.

Una vez servida la crema, acompañamos con los langostinos. Espolvoreamos un poco de perejil fresco finamente picado y a olvidarnos del frío con esta crema de marisco.