Los mejores platos de los chefs alrededor del mundo cuentan siempre con un punto en común en sus recetas, entre ellos las Almejas a la Marinera; materia prima de calidad. Los mejores chefs, nunca dejan al azar los ingredientes que entran en su cocina, haciendo que cada plato sea único, buscando siempre la excelencia de sabor en ellos. Y eso mismo es lo que pasa con el marisco de Galicia. 

Las aguas de Galicia, tierra de todos y peregrinos, con cada uno de los productos que nos brindan, pone en nuestras mesas la excelencia del sabor del mar Atlántico, sin necesidad de adornos para conquistar con recetas gallegas, cualquier paladar que se precie.

El sabor de Galicia en sus Almejas a la Marinera.

Es el caso de un plato tan tradicional como las almejas a la marinera, un humilde guiso que convierte cualquier día en una fiesta. Su receta, cuyos orígenes se pierden en la memoria de la tierra, es un reflejo de la cultura gallega y del buen hacer de los gallegos; zona de contrastes donde la gastronomía adquiere una identidad propia, ligada al mar y al paisaje único de una costa surcada por inconfundibles rías que abrazan sus costas.

El amor por la materia prima local se hace patente en la cocina diaria de los hogares gallegos, y en cada rincón gastronómico, desde humildes bares tradicionales, hasta restaurantes de primera línea. Allí se escogen con especial cuidado los mejores ingredientes, manteniendo siempre presente el origen y la marca Galicia. Una marca que la cocina gallega ha sabido mantener siendo fiel siempre al sabor y a la tradición gastronómica. 

Galicia traspasa fronteras. 

Por esa fidelidad al sabor y a la tradición, no es de extrañar que recetas gallegas como el pulpo a feira, o la famosa tarta de Santiago, hayan traspasado nuestras fronteras. O que recetas como las almejas a la marinera, de la que hablamos en este post, se encuentren a lo largo y ancho de nuestro país. 

Y es que, sin duda, el éxito de esta receta sea la versatilidad que le da a nuestro menú pudiéndose preparar como aperitivo, o siendo parte importante en cenas familiares o comidas con amigos. 

La clave para disfrutar del autentico sabor de las rías gallegas con esta receta de almejas a la marinera es elegir la mejor materia prima, con las mejores almejas gallegas frescas, y dedicándole el tiempo necesario a la receta para limpiarlas; mientras, prepara la salsa con ese punto de cocción que aporte esa textura suave y melosa de las que haga tener, como no podía faltar en la gastronomía española, bastante pan en la mesa para rebañar los platos hasta dejarlos limpios. 

Esta receta la podrás preparar con cualquier almeja que produzca las rías gallegas, desde la japónica, hasta la fina de carril, la rubia o la babosa que es la que nos dará un sabor a mar más intenso.  

Y, como tú mandas en la cocina, dale tu toque personal al plato, puedes añadir un poco de picante, o vino de Jerez, alguna especia que te guste encontrar siempre en tus platos… 

Si algo tiene esta receta es que se puede hacer con los otros de los moluscos bivalvos de temporada que nos da las rías. Puedes hacerlo con coquinas, berberechos, o chirlas.  

Ingredientes para 6 personas 

2 kg de almeja gallega

1 hoja de laurel

2 cebollas

3 dientes de ajo sin germen

1 guindilla roja (opcional)

2 cucharaditas de pimentón ahumado

2 cucharadas de harina

3 cucharadas de tomate frito

250 ml de vino blanco

Perejil fresco

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Paso a paso de la receta almejas a la marinera.

Comenzamos sumergiendo previamente las almejas en agua salada aproximadamente durante una o dos horas para que vayan soltando la arena que puedan traer, cambiando el agua cada media hora aproximadamente, si vemos que en ese tiempo sueltan mucha arena. 

Antes de cocinarlas y cuando ya no suelten mas arena, debemos escurrirlas y enjuagarlas con abundante agua. 

El siguiente paso es calentar en una olla un dedo y medio de agua, con la mitad del vino y la hoja de laurel. Cuando el agua rompa a hervir, añadiremos las almejas, las taparemos y las dejamos cocer a fuego medio hasta que se abran.

Una vez que estén abiertas, se cuela el caldo y lo dejamos reservado. Si hubiera almejas cerradas las retiramos, y el resto las dejamos reservadas en una fuente. 

Preparación de la salsa

Picamos la cebolla en trozos muy finos, los ajos y en el caso de que se añadiera picante a la receta, las guindillas, quitándole previamente las semillas para que el picante sea menos intenso.

Todos estos ingredientes ya picados, los pochamos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva, a fuego bajo, hasta que se pongan tiernos. Una vez conseguido esto, añadimos el pimentón, mezclándolo rápidamente para evitar que se queme y ennegrezca el resto de ingredientes, echamos la harina y removemos todo hasta que se llegue a tostar levemente. 

Una vez conseguido esto, se le añade el tomate frito y el resto del vino. Después de que el alcohol se haya evaporado, añadimos el caldo que teníamos reservado y un puñadito de perejil picado. 

Cocemos a fuego medio-bajo hasta que la salsa reduzca un poco aproximadamente durante diez minutos. 

Y por último, añadimos las almejas cocinando todo junto durante 4-5 minutos. Probamos para rectificar el punto de sal al gusto y servimos, nuestra receta de almejas a la marinera. 

¿Probamos?