Según registros fósiles, el erizo de mar es uno de los animales mejor conservados; incluso, algunas especies conservan la misma caparazón de las primeras especies de erizos en aparecer. Y esto sucedió hace más de 200 millones de años.

Ahora bien, más allá de esto, los erizos tienen utilidades más importantes, además de aparecer accidental y dolorosamente bajo los pies desnudos en la playa; ya que, en la mesa, son un verdadero manjar que puede igualarse, incluso, al caviar.

Sigue leyendo este post y descubre el erizo de mar, cómo utilizarlo en la cocina, un poco de sus propiedades y algunas recetas donde puedes incluirlo.

Descubre el erizo de mar

Su mejor época del año se halla entre los meses de noviembre, diciembre y enero, donde se puede saborear su sabor a mar más intenso y delicioso, propio de todas las especies de marisco gallego. Aunque es poco común, aquél que los prueba queda deleitado por su particular y exquisita textura; de hecho, se pueden comer crudos o cocinados.

Erizo de Mar de la Ría

Para comerlo crudo, simplemente hay que abrirlos y echarles algunas gotas de lima o limón; en este caso se puede apreciar mucho más su sabor intenso, por lo que tal vez no todos los paladares sientan un sabor familiar al instante.

Ahora bien, si te preguntas cómo abrir un erizo de mar con la cantidad de púas que tiene, no te preocupes. No es tan engorroso como lo parece, acá te lo explicamos:

En primer lugar, debes manipularlo con un trapo de cocina limpio, sosteniéndolo desde abajo, para comenzar a cortarlo con unas tijeras por la parte central del erizo. Importante: debes tener cuidado con las púas, ya que, de lo contrario, podrías interrumpir la jornada por unas cuantas horas de dolor.

Puedes continuar abriendo el erizo muy despacio para que las púas no se caigan hacia el interior. El movimiento debe ser delicado, ya que las púas se caen fácilmente.

En segundo lugar, cuando el erizo ya esté abierto,  podrás ver un líquido que: o puedes escurrir para disfrutar del delicioso erizo de mar, o puedes reservar para preparar salsas y sopas. Lo siguiente será ver cinco pequeñas esperas anaranjadas, estas deben extraerse con una cuchara pequeña, preferiblemente de mango alargado, para que sea más fácil manipularlas.

¡Voilà! Esto es todo. Si quieres comerlos crudos, pero acompañados, puedes agregarlos a ensaladas y otros platos con pescado.

Cómo cocinar el Erizo de Mar

Las recetas de erizo de mar crudo son deliciosas; de hecho, en japón, además del sashimi, los erizos de mar se suelen agregar en recetas de sushi, para decorar sopas o para coronar fideos.

Mientras más frescas estén las yemas del erizo, mejor sabor tendrán. Sin embargo, otra alternativa es encontrarlo en conservas; que también están exquisitas.

Ahora bien, para aquellas personas que prefieren un sabor menos intenso a mar, también hay alternativas para cocinar erizo de mar al horno, en salsas, con otros mariscos, cocidos, al vapor, hervidos, entre muchas más opciones. Tal vez uno de los platos más conocidos son los erizos de mar revueltos, que se pueden hacer gratinados.

Y tu, qué prefieres, ¿comerlos crudos o cocidos?

Cómo diferenciar los erizos de mar

Por fuera es muy fácil reconocerlos, ya que sin importar su forma (redondos, con y sin espinas, con pelos o aterciopelados) tienen un aspecto característico; sin embargo, una vez que llegan al plato, es común confundir las yemas de los erizos con huevos de otras especies.

Internamente, los erizos cuentan con 5 pequeñas masas en forma radial llamadas gónadas; a estas son las que llamamos yemas, y son las que debemos consumir. A diferencia del caviar, por ejemplo, las yemas son de colore rojo, naranja o amarillo, y tienen forma más alargada, casi parecida a una lengua que, al probarlas muestran una textura cremosa, delicada y algo dulce.

Otras curiosidades sobre los erizos de mar

  • Al recolectar erizos, es preferible esperar que la marea suba, ya que también crecen sus espinas. EL motivo de hacerlo de esta forma es porque las espinas más pequeñas son las que llevan el veneno que causa tanto dolor al tocarlas.
  • Además de los humanos, los erizos de mar también son consumidos por algunas especies de cangrejos, aves y focas. ¡Qué buen gusto culinario!
  • El sistema inmune de los erizos está más desarrollado que cualquiera; la razón es que un conjunto de proteínas en su organismo puede detectar la presencia de bacterias y luchar contra ellas rápidamente. Además, pueden luchar contra agentes externos y tienen genes similares a los humanos; es decir, podrían combatir efectivamente la distrofia muscular.
  • A pesar de no tener ojos, los erizos de mar pueden distinguir la luz a través de sus patas, lo que significa que pueden detectar el movimiento y la presencia de otros ‘cuerpos’. Interesante, ¿no crees?

Ahora sabes que además de aprender a cocinarlo, aquél que descubre el erizo de mar también se encuentra con sabores y datos impactantes para compartir.