Con el frío instalado empezando febrero, existen platos de cuchara que no podemos dejar pasar, por eso queremos preparar invitaros a que preparéis un arroz caldoso con cigalas y almejas de esos que hacen querer repetir un par de veces.

El arroz caldoso, aunque seguro, depende siempre del toque del cocinero, y el gusto de cada paladar, quedará mas o menos suave, o mas o menos caldoso. El de nuestra receta buscaremos que quede suave, y siempre con un poquito de caldo que quede algo cremoso, de textura similar a la de un risotto.

La diferencia del arroz caldoso de nuestra receta, será que no lleva ninguna grasa o lácteos que le ayude esa textura cremosa, como pasa con la textura del famoso plato italiano.  

Y como hay mil maneras de hacer un buen arroz caldoso y mil ingredientes por los que decidirse, nos hemos decidido, sobre todo por su sabor, por contaros la receta de este estupendo arroz caldoso con cigalas y almejas.

Preparación arroz caldoso con cigalas y almejas

Para empezar, este arroz, es recomendable cocinarlo en una paellera, ya que al estar extendido conseguimos que se haga de manera uniforme para conseguir así, el punto perfecto. Si no contaras con paellera en tu cocina, no te preocupes, utiliza una olla de las mas anchas que tengas.

Ingredientes para 4 personas:

350 gr de arroz redondo

4 cigalas

12-16 almejas

1 L de fumet

2 dientes de ajo

1 tomate maduro

Aceite de oliva

Sal

Preparación paso a paso de receta arroz caldoso con cigalas y almejas

Uno de los primeros pasos y mientras preparamos el resto de ingredientes es poner las almejas en un recipiente con agua fría y sal, (aprox. 50gr por L) para que suelten la arena que normalmente suelen traer. Dejar reposar aproximadamente una hora, y si en esa hora se ve que han soltado mucha arena, hay que cambiar el agua, y volver al paso 1, si después del esto, vemos que ya apenas hay arena solo hay que lavar y reservarlas para cuando llegue el momento de añadirlas al arroz.

Mientras las almejas están reservadas en el recipiente con agua soltando la arena, prepara una paellera u olla en su defecto al fuego, con un chorro de aceite de oliva, y los dos ajos machacados.

Quita las pinzas y las cabezas a las cigalas, parte las cabezas y golpea las pinzas, cuando los ajos se hayan dorado, rehoga las cigalas junto a las pinzas y cabezas; mientras se rehogan, presiona las cabezas para que suelten el jugo.

Una vez rehogadas las cabezas, las pinzas y las cigalas, retíralas y añade a la paellera las almejas ya limpias, cubre con una tapadera y espera unos minutos hasta que se abran.

Una vez abiertas retíralas y reserva junto a los cuerpos de las cigalas.

Sofrito y toques finales a nuestro arroz caldoso

Ralla un tomate e incorpóralo al jugo que hemos obtenido en la paellera después de cocinar las cigalas y las almejas. Sofríelo durante unos minutos, añade el arroz y rehógalo hasta que su color blanco se pierda.

Después añade el caldo y deja cocer aproximadamente alrededor de 12/13 minutos a fuego medio-bajo. Mientras tanto, pela las cigalas y retiraremos las cáscaras de las almejas.

Una vez pasados los 12/13 minutos de cocción, hacemos un hueco en el arroz por cada cigala que incorporemos y las colocaremos. Luego añadiremos las almejas y dejaremos cocinar por 3-4 minutos aproximadamente.

Cuando las cigalas hayan conseguido un tono blanquecino estarán listas. Si has comprado cigalas grandes, el tiempo variará, nunca necesitarán más de 10 minutos para estar listas.

Por último, dejaremos reposar entre 5 y 10 minutos y nuestro arroz estará listo para ser servido.

Consejos para conseguir un arroz caldoso de cigalas y almejas perfecto.

  • Para este tipo de platos hay que utilizar arroz redondo o arroz bomba, son los mejores para que la textura quede suave y melosa.  
  • Si fuera posible, consigue cigalas vivas, si no.. Siempre lo más frescas posibles.
  • Limpiar siempre las almejas por si tuvieran arena, olvidar este paso nos puede estropear el plato.
  • Aunque hoy en día venden caldos de pescado de muy buena calidad, y nos ahorran bastante tiempo en la cocina, preparar un fumet casero, y cocer con él el arroz, le dará un sabor exquisito a nuestro plato.
  • Existen variedad de recetas de arroces con mariscos que lo incluyen desde el inicio de la cocción. Para este plato, es mejor seguir los pasos que os contamos más arriba; de esta forma, todo quedará en su punto y la textura de la carne de la cigala no quedará chiclosa, por estar extra cocinada. 
  • Si os sobrara, puede mantenerse en un recipiente bien cerrado durante dos o tres días, aunque cabe destacar su textura nunca será la misma. Para mejorar el sabor, se puede añadir dos o tres cucharadas de caldo de pescado a la hora de calentarlo y así evitamos que se reseque.

Y después de esto… ¿Te animas a cocinar esta riquísima receta de arroz caldoso de cigalas y almejas?